Facebook Twitter Youtube
Míchel, en un partido del Málaga.

Míchel, en un partido del Málaga.

Míchel se asoma este domingo al escenario donde siempre tuvo que estar. En el centro de la platea. En primer plano, dirigiendo un equipo bonito, en una ciudad de moda, con una oferta cultural de museos sublime y al que Míchel puede unir el fútbol para despuntar por fin y colocar al club en un trampolín interesante que compita de verdad con intensidad en la Liga.

El Desmarque