Facebook Twitter Youtube
Los jugadores del PSG celebran un gol.

Los jugadores del PSG celebran un gol.

Si nos dicen que el próximo Real Madrid-París Saint-Germain es la final de la Champions, nadie se extrañaría. Dos de los equipos más poderosos, tanto económica como deportivamente, del Viejo Continente frente a frente. Mirándose a los ojos, desafiándose y comparando a cada uno de sus componentes para librar una batalla espectacular. Sin embargo, la suerte ha deparado que no se vean las caras en el último partido del torneo, sino mucho antes y en un doble enfrentamiento. A priori, la eliminatoria más igualada.

Cristiano Ronaldo besa el balón de Champions.

Cristiano Ronaldo besa el balón de Champions.

El portugués Cristiano Ronaldo destacó la trascendencia que tiene la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y el PSG, que aseguró "puede marcar una temporada entera", confiado en superarla por la mayor experiencia de su equipo tras ganar sus dos últimas ediciones.

Di María, celebrando un tanto con Neymar.

Di María, celebrando un tanto con Neymar.

El París Saint Germain (PSG) que se enfrenta al Real Madrid el próximo miércoles en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones está "más fuerte que la temporada pasada", según el delantero argentino del club Ángel di María, que reconoce que en esta competición hace falta un poco de suerte.

Mosaico mostrado en el encuentro frente al APOEL.

Mosaico mostrado en el encuentro frente al APOEL.

Jugadores del Real Madrid como el capitán Sergio Ramos, Dani Carvajal o Lucas Vázquez, han iniciado un llamamiento al madridismo para la decisiva cita del miércoles ante el PSG en Liga de Campeones, para que la afición genere el ambiente de noche mágica y empuje en un partido que marca su temporada.

Carvajal, en un partido del Real Madrid.

Carvajal, en un partido del Real Madrid.

Dani Carvajal será la gran ausencia en el Real Madrid ante el PSG, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones el miércoles en el Santiago Bernabéu, y por sanción no podrá ser el encargado de intentar frenar al brasileño Neymar, de quien asegura que "no hay una receta" para lograrlo.

El Desmarque