Facebook Twitter Youtube
FÚTBOL RAYO (Análisis)

La temporada para olvidar del Rayo Vallecano


Sábado, 10 Junio 2017 10:46

El Rayo Vallecano ha cerrado un curso para olvidar marcado por la crisis deportiva que ha vivido el equipo, que no se supo adaptar a la categoría, fue dirigido por tres entrenadores y coqueteó demasiado con el descenso a Segunda B.

David Ramiro

Borrón y cuenta nueva. Eso es lo que planea sobre el entorno del Rayo Vallecano, un equipo que inició la campaña con la ilusión por retornar a Primera y que sin embargo ha peleado hasta casi el final por mantener la categoría.

El descenso a Segunda de la pasada temporada trajo consigo la marcha de un técnico que dejó una profunda huella, Paco Jémez, y también de uno de los emblemas del club en los últimos años, el director deportivo Felipe Miñambres.

Esas marchas, unidas a la decisión de la directiva de no dejar salir a futbolistas con contrato en vigor y que manifestaron públicamente su deseo de irse del club, afectó al equipo, puesto que en muchos casos el rendimiento de esos jugadores estuvo por debajo del esperado y del que pueden ofrecer.

Los fichajes realizados por el equipo apenas han tenido relevancia esta campaña y solo el portero Paulo Gazzaniga, que sí ha cuajado una temporada notable, y el lateral derecho Ernesto Galán, titular en el último tramo del campeonato, han tenido algo de protagonismo.

La mejor noticia para el rayismo ha sido la irrupción del canterano Fran Beltrán, que ha derribado la puerta del primer equipo con fuerza y se ha ganado el corazón de la afición con su entrega, su juego y su forma de ser.

A diferencia de otras temporadas en las que Vallecas era un fortín y los equipos rivales lo pasaban mal para puntuar, esta campaña el equipo se ha mostrado muy endeble como local. De los 63 puntos que ha habido en juego en Vallecas, el Rayo solo ha logrado retener 37, lo que supone apenas un 58%.

A domicilio las cosas no han ido nada bien, puesto que solo ha sumado 16 de 63, un porcentaje que apenas supone el 25%.

La inestabilidad que ha vivido el equipo madrileño se ha reflejado también en el banquillo. Primero con José Ramón Sandoval, que fue un proyecto que nació fallido y cuya elección estuvo rodeada de polémica, y después con Rubén Baraja, cuya propuesta de juego no caló en los jugadores y al final le acabaron condenando los resultados.

La llegada de Míchel a finales de febrero cambió la cara al equipo y tanto el juego como el ambiente que rodearon al club sirvieron para que en el vestuario y en la grada solo se hablase de fútbol.

Antes de apostar por Míchel, el ambiente fue todo lo contrario al inicio de este año. La frustrada cesión del delantero ucraniano Román Zozulya casi al cierre del mercado de invierno marcó la actualidad del equipo durante el mes de febrero. La torpeza que demostró el club con su incorporación y la gestión del caso enervó a una afición que no entiende algunas de las decisiones de su presidente.

El partido frente al Almería, el 5 de febrero, fue el reflejo de la división que existe entre la afición y la directiva. En ese encuentro casi todo el estadio pidió la marcha del presidente Raúl Martín Presa y el cántico 'Presa vete ya' se ha perpetuado en el tiempo.

Para la próxima temporada, Míchel sabe que mucho tienen que cambiar las cosas para que el Rayo pelee por el ascenso. Lo principal será tener una plantilla acorde a la categoría, con jugadores que quieran estar y se muestren dispuestos a dar todo sobre el césped.

CLICK PARA COMENTAR

 

 
Así vamos...
Segunda División PT PJ
13 Zaragoza Zaragoza 50 41
14 Numancia Numancia 50 41
15 Rayo Vallecano Rayo Vallecano 50 41
16 Gimnàstic Tarragona Gimnàstic Tarragona 49 41
17 UCAM Murcia UCAM Murcia 48 41
El Desmarque