Facebook Twitter Youtube
Con una contundente victoria a domicilio

Gipuzkoa vuelve a exhibirse ante un gris Estudiantes (75-92)

Escrito por Antonio Soto / EFE

Domingo, 08 Octubre 2017 20:36
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Fakuade lanza ante Caner-Medley.

El Gipuzkoa Basket ratificó hoy su buen arranque liguero con una contundente victoria a domicilio en la pista de un Movistar Estudiantes gris y que se vio desarbolado por el buen juego coral del ordenado equipo donostiarra, liderado un día más por Henk Norel (75-92).

El pívot holandés, designado mejor jugador de la segunda jornada, volvió a exhibirse con una gran actuación en la que veinte minutos le bastaron para sumar dieciséis puntos, capturar trece rebotes y terminar con una valoración de 30 en la que supone el cuarto triunfo consecutivo del GBC ante el equipo madrileño.

Desde el salto inicial se mostró mucho más entonado el conjunto vasco, que dominaba con solvencia el juego y el marcador mientras que su rival acusaba su falta de tensión y fluidez en ataque, lo que se tradujo en solo seis puntos anotados tras más de siete minutos de juego.

Las distancias iban creciendo con el transcurrir del partido y un parcial de 0-11 para los visitantes supuso el 6-19 y encendió las primeras alarmas. Los numerosos errores en las filas estudiantiles se plasmaron en el 11-23 con el que terminaron los primeros diez minutos.

Poco cambió en la reanudación. Ante la falta de un referente ofensivo en los hombres de Salva Maldonado, el GBC continuó creciendo con un juego ordenado y efectivo que le otorgó ventajas que rondaban los quince puntos gracias al acierto de Miquel Salvó que fue el mejor anotador en la primera parte, con once.

Pese a los continuos cambios, el entrenador colegial no encontraba la solución para frenar la sangría de puntos en contra ni daba con un referente ofensivo que recondujese la situación. Con solo dos triples convertidos de catorce intentos en los dos primeros cuartos y un 37 por ciento en tiros de dos, la diferencia al descanso creció hasta los 21 puntos (27-48).

Un parcial de salida de 12-2 en el tercer periodo ilusionó al público, que comprobó como al fin entraban los triples y su equipo empezaba a carburar. En menos de cuatro minutos, la diferencia había bajado de 21 a 11 puntos, lo que obligó a Porfirio Fisac a pedir tiempo muerto.

La medida el técnico segoviano surtió efecto inmediato, ya que con sendos triples de Fede Van Lacke y Kenny Chery, el 0-8 logrado por el conjunto vasco devolvía las aguas a su cauce, favorecido también por el acierto de Norel en la pintura (42-62, min 27).

A los últimos diez minutos se llegó con el partido ya decidido (46-68) y diferencias que oscilaban entre los 20 y los 25 puntos, por lo que ambos entrenadores aprovecharon para mover banquillos e ir preparando los siguientes compromisos, lo que no impidió que se convirtiese en el cuarto más anotador (29-24).

- Ficha técnica:

75 - Movistar Estudiantes (11+16+19+29): Cook (13), Brizuela (3), Suton (2), Landesberg (14) y Arteaga (1) -quinteto titular-, Cvetkovic (6), Caner-Medley (6), Hakanson (6), Brown (10), Vicedo (9), Peña (5) y Savane (-).

92 - Gipuzkoa Basket (23+25+20+24): Dani Pérez (14), Van Lacke (3), Swing (8), Norel (16) y Clark (12) -cinco inicial-, Salvó (11), Fakuade (2), Agbelese (10), Chery (8), Oroz (4) y Pardina (4).

Árbitros: Juan Carlos García González, Andrés Fernández y Javier Torres. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la tercera jornada de la Liga Endesa jugado en el WiZink Center de Madrid ante 5.531 espectadores.

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque